xxxii INTRODUCCIÓN: EL REGALO DE LA PATERNIDAD
vida y más ganas tendrá de disfrutarla. Cuando escuche
música, bailará. Cuando el sol brille, mirará al cielo. Cuando
se sienta feliz, se reirá. Esta exuberancia la suele expresar
siendo atento y curioso, dispuesto a explorar lugares y cosas
nuevas y ansioso por conquistar el mundo que lo rodea e
incorporar las imágenes, objetos y personas nuevas en su
experiencia de crecimiento. Recuerde que los distintos bebés
tienen distintos temperamentos: algunos son aparentemente
más exuberantes que otros, algunos son más ruidosos y
alborotadores, algunos son más juguetones y otros son más
reservados y callados. Y hay otros que son más equilibrados:
una mezcla de ambos extremos. Pero todos los bebés
demuestran su alegría de vivir en su propia forma y usted,
como madre, descubrirá cuáles son esas formas y alimentará
la alegría de su hijo.
Buena salud. La salud de su hijo depende en gran parte del
cuidado y la orientación que usted le brinde durante estos
primeros años. Comienza durante el embarazo, cuidándose
bien y haciendo arreglos para obtener atención obstétrica y
pediátrica. Al llevar a su bebé al médico periódicamente para
revisiones y consultas, protegiéndolo contra lesiones,
ofreciéndole una dieta nutritiva y fomentando el ejercicio
durante toda la infancia, ayuda a proteger y fortalecer su
cuerpo. Además, deberá mantener buenos hábitos de salud
usted misma y evitar los nocivos, como fumar, beber en
exceso, consumir drogas y no hacer la actividad física
correspondiente. De esta manera, dará a su hijo un ejemplo
saludable a seguir mientras crece.
Entorno seguro. Naturalmente usted desea proporcionar a su
bebé un hogar seguro y cómodo. Esto es más que tan solo un
lugar donde dormir y una colección de juguetes. Por más
importante que sea dar refugio físicamente seguro, es aún más
importante crear un hogar que sea emocionalmente seguro,
con poco estrés y mucha coherencia y amor. Su hijo puede
percibir los problemas entre otros miembros de la familia y tal
vez resulte muy afectado por ello; por eso, es importante que
todos los problemas familiares, incluso los conflictos menores,
se manejen en forma directa y se resuelvan lo más rápido
posible a través de la colaboración. Esto podría implicar la
búsqueda de asesoramiento, pero recuerde: el bienestar de su
familia ayuda a mantener un entorno que promueva el
desarrollo de su bebé y le permitirá alcanzar su potencial.
Previous Page Next Page