REANIMACIÓN NEONATAL
Prólogo
Un nacimiento es un evento
hermoso, milagroso y muy personal
para todos los involucrados. Es un
momento íntimo y emotivo para los
nuevos madre y padre cuando el
bebé que crearon juntos llora por
primera vez y establece el primer
contacto visual con sus padres. Pero
también es probablemente el evento
más peligroso que cualquiera de
nosotros enfrentará en nuestras
vidas. Nuestros cuerpos deben hacer
más ajustes fisiológicos radicales
inmediatamente después del
nacimiento que cualquier otro ajuste
que deban volver a realizar. Es
asombroso que más del 90% de los
bebés realizan la transición de la
vida intrauterina a la vida
extrauterina suave y perfectamente,
con poco o nada de asistencia y es
importante que no interrumpamos
ese momento íntimo y memorable
para el 90% de las familias en las que
tiene lugar un parto sin
complicaciones. Fue para el pequeño
porcentaje restante que se diseñó el
Programa de Reanimación
Neonatal™ (PRN™). Mientras que
la proporción de recién nacidos que
necesitan asistencia puede ser
pequeña, el número real de bebés
que necesitan ayuda es considerable
debido a la gran cantidad de partos
que tienen lugar. Las implicaciones
de no recibir esa ayuda pueden
asociarse con problemas que duran
toda la vida o incluso llevan a la
muerte. El aspecto más gratificante
de proporcionar una asistencia
experta a un recién nacido en
peligro es que existen muchas
probabilidades de que sus esfuerzos
tengan éxito, en comparación con las
desalentadoras estadísticas asociadas
con los intentos de reanimación de
adultos o niños más grandes. El
tiempo que dedique a aprender
cómo reanimar a bebés recién
nacidos es tiempo muy bien
utilizado.
Este libro de texto tiene una larga
historia, con muchos pioneros tanto
de la Academia Americana de
Pediatría (American Academy of
Pediatrics, AAP) como de la
Asociación Americana del Corazón
(American Heart Association, AHA)
responsables de su evolución. Las
pautas nacionales para la
reanimación de adultos fueron
recomendadas inicialmente en 1966
por la Academia Nacional de
Ciencias (National Academy of
Sciences). En 1978, el Comité de
atención cardíaca de emergencia de
la AHA formó un Grupo de trabajo
sobre reanimación pediátrica. El
grupo concluyó rápidamente que la
reanimación de recién nacidos
requería un énfasis diferente al de la
reanimación de adultos, siendo de
suma importancia una
concentración en la ventilación, en
lugar de la restitución de la actividad
cardíaca. La especialidad formal de
neonatología estaba evolucionan
en ese momento y en 1985 la A
la AHA expresaron un comprom
conjunto para el desarrollo de u
programa de capacitación destin
a la enseñanza de los principios
reanimación neonatal. Los líder
pioneros de este esfuerzo fueron
George Peckham y Leon Chame
Se convocó a un comité para
determinar el diseño adecuado
programa y se seleccionó el mat
escrito por Ron Bloom y Cathy
Cropley como modelo del nuev
libro de texto del PRN. Parte de
texto que contiene este libro ha
permanecido sin cambios desde
libro de texto original.
Los líderes en pediatría, como B
Keenan, Errol Alden, Ron Bloo
John Raye, desarrollaron una
estrategia para difundir el PRN.
estrategia primero implicó la
capacitación de docentes a nivel
nacional que constara de por lo
menos un equipo de médico y
enfermera de cada estado. El cu
docente nacional enseñó a
capacitadores regionales, quiene
luego capacitaron a los instructo
en los hospitales. Para fines de 2
más de 2.9 millones de proveed
de atención médica de los Estad
Unidos habían recibido capacita
en las técnicas de reanimación
neonatal, un logro importante
cuando se considera que la met
original era intentar tener por lo
PRNT
Previous Page Next Page