xxviii
INTRODUCCIÓN
pequeño se convierta en un preescolar. Pero es importante no olvidar algunas de las
herramientas de aprendizaje esenciales: Su hijo aprenderá mejor cuando se sienta
seguro, confiado y amado; aprenderá mejor cuando se le presente la información de
un modo al que pueda responder positivamente. Cierta información es mejor
presentarla a través del juego, que es el idioma de los niños. Los niños pequeños
aprenden mucho a través del juego, en especial cuando están con sus padres o con
compañeros de juegos. Otra información se aprende o incorpora mejor a través de
las experiencias reales. Esto podría significar aprender a través de la exposición a
sitios, personas, actividades y experiencias diversas. Otras cosas se aprenden a través
de las historias, libros de imágenes, revistas y libros de actividades. Y otras cosas se
aprenden mirando: a veces tan solo mirándola a usted y a veces mirando a otros
niños o adultos. Las experiencias preescolares también promueven la socialización.
Si le gusta aprender y hace que el descubrimiento sea divertido para su hijo,
pronto el niño reconocerá que los logros pueden ser una fuente de satisfacción
personal además de una forma de complacerla. El secreto es darle las oportunidades
y permitirle aprender según sea mejor para su estilo y a su propio ritmo.
Cómo hacer que el dar sea parte de
su vida familiar diaria
El hecho de compartir de ida y de vuelta estos regalos entre usted y su hijo fomentará
su relación y nutrirá el desarrollo de su hijo. Al igual que cuando se aprende un
baile nuevo, descubrir cuál es el proceso real para dar no siempre va a ser fácil.
Pero ocurrirá con tiempo y paciencia y con su propio compromiso de fortalecer la
relación entre padres e hijo.
Brindar a su hijo la orientación y el apoyo que necesita para crecer sano requiere
de todas las destrezas de ser padres: cariño, guía, protección, noción de compartir
y de servir como ejemplo o modelo. Al igual que ocurre con todas las demás
destrezas, deben aprenderse y perfeccionarse con la práctica. Algunas le resultarán
más fáciles que otras. Algunas parecerán más fáciles algunos días y no tanto otros.
Estas variaciones son una parte normal de la crianza de un hijo, pero hacen que la
tarea sea un desafío. Las siguientes sugerencias lo ayudarán a aprovechar al
máximo sus destrezas parentales naturales para que pueda ofrecer a su hijo el
mejor comienzo posible.
diSFRUTe de SU HiJO cOMO PeRSOnA indiVidUAL.
Reconozca que su hijo es
único, distinto de todas las demás personas y valore sus cualidades especiales.
Descubra sus necesidades y fortalezas particulares, sus estados de ánimo y puntos
vulnerables y, en especial, su sentido del humor, que comienza a mostrarse desde
la primera infancia. Permítale mostrarle la alegría del juego. Cuanto más disfrute
a su hijo y valore su individualidad, más éxito tendrá en ayudarlo a desarrollar una
Previous Page Next Page