xxv
INTRODUCCIÓN
SenTiMienTOS eXAceRBAdOS.
A través de su hijo experimentará nuevos niveles
de felicidad, amor, orgullo y emoción. También es probable que sienta ansiedad,
enojo y frustración. Por todos esos momentos deliciosos en los que carga a su bebé
cerca suyo y siente sus brazos cariñosos alrededor del cuello, habrá ocasiones en las
que sentirá que no puede comunicarse. A veces los extremos se tornan más
contrastantes a medida que el niño crece y busca establecer su independencia. El
mismo niño que a los 3 baila por la habitación con usted podría, a los 4, tener un
período rebelde y activo que la sorprenda. Los extremos no son contradicciones
sino, simplemente, una realidad inherente al crecimiento. Para los padres, el desafío
es aceptar y valorar todos los sentimientos con los que su hijo se expresa y los que
genera, y usarlos para ofrecerle una orientación constante.
Los regalos que usted le da a su hijo
Los padres tienen muchos regalos vitales que ofrecer a su hijo. Algunos son sutiles,
pero todos son muy poderosos. Dárselos los convertirá en buenos padres. Recibirlos
ayudará a su hijo a convertirse en una persona sana, feliz y capaz.
AMOR incOndiciOnAL.
El amor es el núcleo de su relación con su hijo. Es
preciso que fluya libremente en ambas direcciones. Tal como él la ama sin reservas,
usted deberá darle su amor y aceptación absolutos. Su amor no debe depender de
cómo se vea o se comporte. No debe usarlo como una recompensa ni contenerlo
como amenaza. Su amor por su hijo es constante e indiscutible, y de usted depende
transmitirlo, en especial cuando se porta mal y usted debe poner límites o corregir
Los regalos que usted le da a su hijo

Amor incondicional

Autoestima

Valores y tradiciones

Alegría de vivir

Buena salud

Entorno seguro

Destrezas y aptitudes
Previous Page Next Page